Tratamientos y Servicios de Fertilidad Inyección Intracistoplasmática de Esperma (ICSI) con FIV

La técnica de micromanipulación llamada inyección intracistoplamática de esperma puede ser realizada en casos donde hay una pequeña cantidad de espermatozoides o la calidad del semen es pobre las cuáles son las causas más comunes de infertilidad masculina. Una sola célula de un espermatozoide saludable es seleccionada de un espécimen de semen y es inyectado directamente en el óvulo bajo un microscopio. Si un óvulo es exitosamente fertilizado, entonces los pasos restantes del proceso de IVF son continuados donde el óvulo fertilizado es cultivado en un embrión y posteriormente implantado en el útero de la mujer.

Para concebir de forma normal, millones de espermatozoides tienen que pasar a través de la vagina de una mujer, recorrer el cuello uterino y pasar a traves del útero para llegar a las trompas de Falopio y poder fertilizar un solo óvulo (o más en el caso de gemelos paternos, trillizos, ect.). De todos esos espermatozoides que empiezan el recorrido, solo uno completa el viaje. Cada espermatozoide es caracterizado por su cabeza ovalada y cola alargada, lo cual usa para impulsarse en su recorrido a través del sistema reproductivo femenino en camino a las trompas de Falopio. La cabeza del espermatozoide ganador se adhiere a la capa externa de un óvulo sin fertilizar y la penetra para llegar al citoplasma interno, así completando el proceso de fertilización. El óvulo reacciona a este endurecimiento de la capa externa de la célula, prohibiendo que otros espermatozoides sigan avanzando.

A veces, los hombres producen espermatozoides en muy pocas cantidades, algunos están malformados y otros no se pueden adherir a los óvulos apropiadamente. En estos casos, ICSI puede ser un método de concepción altamente exitoso. Como parte de los tratamientos de IVF de la Clínica de Fertilidad CHA, nuestros embriólogos pueden insertar una pequeña aguja a través de la pared de la célula de un óvulo sin fertilizar y entregar una sola célula de espermatozoide para fertilizarla. Esto es hecho en una escala microscópica con una micro-pipette y un micro-inyector siendo utilizado para manipular la célula e introducir el espermatozoide dentro del óvulo. La cola del espermatozoide es retirada para un mayor control durante el proceso de inyección.

Con ICSI, de un 50% a un 80% de los óvulos son exitosamente fertilizados, de acuerdo a la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva. Una vez que esto ocurre, el óvulo fertilizado comienza a dividirse a nivel celular y los embriones viables son entonces reintroducidos en el útero de la mujer.

En circunstancias donde los tratamientos regulares de FIV requieren introducción manual entre el óvulo y el espermatozoide. Este procedimiento íntimo permite al espermatozoide a tener una mayor oportunidad de fertilizar un óvulo. Como con cualquier otro procedimiento de fertilización in vitro, estos procesos son logrados afuera del vientre materno, con el embrión viable siendo devuelto al vientre materno para gestación. El riesgo de múltiples embarazos no aumenta por el uso de ICSI y Eclosión Asistida, lo cuál es un procedimiento que ofrece una alta probabilidad de éxito.

Testimonios

 Recibe nuestra Newsletter CHA Fertilidad

Inscríbase en nuestra lista de correos

  • Declaración de la Privacidad Bienvenido al Centro de Fertilidad CHA. Nosotros apreciamos su interés in nuestros servicios. Nosotros respetamos su privacidad y estamos comprometidos a protejerla. Cuando usted visite y navegue en nuestro sitio web y cuando usted se comunique con nosotros a través de correo electrónico, nosotros no vamos a preguntar por ninguna información personal de usted a no ser que usted la provea de forma voluntaria. El Centro de Fertilidad CHA no venderá, licensiará, transmitirá o divulgará esta información. Tampoco venderá o rentará su información personal a ninguna otra compañía que no pertenezca al Centro de Fertilidad CHA/ Sistemas de Salud CHA.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Buscar